Baile en Candela – 12 de octubre

Montaña, Materia y Sangre

El 12 de octubre, mientras en España es el día Nacional, en partes de Latinoamérica se denominó este día como “el día de la raza” aunque hoy en día tiene muchos nombres. En Argentina e Uruguay es el día de la diversidad cultural, en Chile el día del descubrimiento de los dos mundos, en Bolivia el día de la descolonización, en Ecuador el día de la Interculturalidad y Plurinacionalidad, en Nicaragua y Venezuela el día de la Resistencia Indígena, en Perú el día de los pueblos originarios y el diálogo intercultural, en Panamá es el día de la hispanidad, día del descubrimiento de América o el día de la raza al igual que Colombia, México, Honduras y el Salvador.

El Día de la Resistencia Indigena tiene gran significado para el culto en Venezuela. El espiritismo venezolano tiene la llamada trilogía de la más alta jerarquía. Esta trilogía está compuesta por la gran reina María Lionza, el gran Cacique Guaicaipuro (Jefe de Los Caracas y otras tribus) que luchó hasta su muerte contra los españoles y las españolas. Felipe, un negro que estuvo en el ejército durante las guerras de independencia de Venezuela. 

Cada año se reconoce el culto a María Lionza en el monumento natural que lleva su nombre en Sorte, en el municipio de Bruzual, Yaracuy, donde los creyentes acuden para presenciar la “danza de los candelabros”. La celebración del “12 de Octubre” comienza con obsequios como flores, velas, incienso, pasteles y frutas, que los fieles acercan a la Reina a través de oraciones, súplicas y hechizos en señal de agradecimiento o para pedir permiso para permanecer en el país y participar en estas celebraciones. Se realizará en tres subtramos del Monumento Natural María Lionza: El Oro, Quibayo y Sorte. 

Baile en Candela , Materia y Sangre

El Baile en Candela es un ritual masivo realizado en todo el país por médiums físicos, o más precisamente, “materia”, que caminan sobre brasas ardientes, poseídos por espíritus venerados en las cortes indias.

A partir del día 11 de octubre inician las congregaciones de practicantes, durante el día instalan sus caravanas, portales y los mantienen encendidos, algunos hacen vigilancia, limpieza, disposición y otros trabajos, esperando el inicio del baile en Candela. A última hora de la tarde, los organizadores del evento van a algún lugar en la cabecera de un río de montaña Marialionceros, enciende un pequeño fuego y Piden permiso a la Reina María Lionza y a seres espirituales para realizar la danza, pidiendo su protección y el flujo de energía positiva. 

Desde las 6 de la tarde del 11 de octubre, la brillante luz del Sol da paso a la penumbra de la luz de las velas. Las oraciones se prolongan y una multitud curiosa se reúne detrás de la cuerda que separa el altar y el espacio para el ritual. La vigilia, una limpieza energética que permite “avanzar y eliminar obstáculos”, está dedicada a cuatro practicantes del espiritismo tumbados en pantalones sobre una figura marcada con tiza en el suelo mientras suplican ayuda. Simboliza la fuerza del espíritu. El alcohol y el tabaco dirigen el acto y los tambores marcan el ritmo del “mantra”. 

– ¡La fuerza de la Negra Francisca! ¡La fuerza de Sorocaima! ¡La fuerza de la Reina María Lionza! –

El ritmo y la fuerza de los golpes bruscos sobre la madera y el cuero indican la intensidad y el clímax de una consulta espiritual. El líder de la caravana, el Maestro Espiritista, el Padrino y los Practicantes escupen alcohol sobre los hombres mientras se acuestan. Este proceso dura aproximadamente lo que se tarda en quemar un tabaco y, según los espiritistas, cuanta más energía negativa haya, más tiempo se tarda. Un sujeto que es capaz de convocar espíritus a su cuerpo disolviendo la materia, es decir, él mismo, recibe una carga negativa que es expulsada de los presentes según el ritual. Una serie de movimientos bruscos y distorsiones, todos ellos cargados de esta energía dañina, sugieren que estás poseído por un espíritu indeseable. 

El redoble de los tambores se intensifica y decenas de curiosos cantan “¡Fuerza!” y alientan su sustancia, empapados de alcohol y en pleno “estado de trance”. El sangrado por cortes y quemaduras es común durante este estado de trance y se dice que es causado por espíritus que residen en la materia terrenal. El color rojo intenso de un sangrado es tan abundante.

¡Los fuegos artificiales y las fogatas se encienden a las 9 de la noche.! Mientras tanto, bailando en el altar mayor se mantienen fumando tabaco y pidiendo a los espíritus buena concentración y canalización cerca de Los bancos que participan y siguen los temas también piden bendiciones celestiales ayuda a dirigir las energías y ganar la fuerza mental necesaria.

A las 10:30 de la noche se encienden los pilares y para darles tiempo a arder, los organizadores limpian los materiales que bailan con el fuego mientras bailan alrededor de los pilares en llamas. A medida que los árboles de los tres pilares dan paso al fuego y se acerca la medianoche, los aplausos se aceleran, señalando que el baile está por comenzar. Los tambores suenan dando fuerza al descenso de los espíritus, mientras los fieles cantan, fuman tabaco y esperan que la hoguera suba y baje repentinamente en señal de permiso. Es un baile que ocurre cuando no hay luz solar en absoluto. 

A las 12 de la media Noche es cuando salen los mariolanceros pertenecientes al sumo sacerdocio bailan alrededor del fuego, mientras en el fuego con sus bancos los danzantes comienzan a sentir la corriente y tomar fuerzas hasta llevarse por completo con las unidades; que son en su mayoría indias, (aunque hay casos de Espíritus de mujeres Negras y unidades de otras cortes como la Vikinga o Gitana bailando).

El baile comienza cuando esta criatura comienza a caminar por el fondo, agarran los palos encendidos y se comen la vela, la pasan por su cuerpo y bailan tal como lo hacían cuando estaban en tierra. Esto se puede hacer a través del poder que les otorgan los Espíritus, lo que a su vez permite a nuestros indios quemar el desamparo que sintieron ante las humillaciones y humillaciones de la invasión española.

Deja una respuesta