Viernes 13 – La Noche de las Brujas

El viernes trece es un día temido por muchos, un día de superstición y fatalidad que se ha envuelto en desgracia a lo largo de la historia. Según algunos datos del folclore histórico cuenta que el viernes trece fue cuando Eva le dió de comer a Adán la manzana, el templo de salomón fue arrasado, o el viernes trece lo crucificaron a Jesús de Nazaret, incluso fue llamado “viernes negro” cuando en octubre de 1307, hace exactalmente 716 años, se capturó a un grupo de caballeros templarios para ser juzgados por la Inquisición y condenados por los supuestos crímenes contra la cristiandad. Sólo muy pocos pudieron escapar llevándose con ellos muchos de los secretos de la orden que hasta el día de hoy no han sido revelados. 

Después este día estuvo marcado por diferentes acontecimientos en la historia: en 1916 durante la primera guerra mundial fallecieron diez mil soldados en lo que se conocería como el “viernes blanco”, en 1939 hubo un incendio considerado de los peores de la historia porque devastó veinte mil kilómetros en Australia, en 1972 el Vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya se estrelló en los Andes con cuarenta personas y los que sobrevivieron tuvieron que comerse a sus compañeros para seguir con vida, en 1992 fueron asesinadas “las niñas de Alcàsser “, en 1996 fallece Tupac Sakur en un tiroteo en las vegas o en 2012 murieron treinta y dos personas en el accidente del crucero “Costa Concordia” o más recientemente en 2015 Francia sufrió el primero de los atentados terroristas de París. El viernes 13 es un día donde ocurren sucesos bastante aterradores. 

El 13 es un número considerado de mal augurio desde la antigüedad, trece fueron los que asistieron a la última cena de Jesús que también hace referencia a las leyendas nórdicas que habla de la cena de los Dioses en el Valhalla donde Loki es invitado como asistente número trece y donde muere Balder, el segundo hijo de Odín. En la cábala judía se habla de 13 espíritus malignos, en el apocalipsis se habla de que Abaddon es número trece, es el ángel de la destrucción ligado al mundo de los muertos. Más allá de todas estas historias simplemente es considerado un día de mala suerte, pero no lo fue siempre.

Hubo un tiempo donde el viernes trece fue día de celebración, algunos historiadores sugieren que este día fue convertido en un día maldito por los cristianos y que sus raíces provienen de la supresión de las religiones paganas y de las mujeres en la Edad Media ya que en el calendario romano, el viernes era el día en honor a la Diosa Venus, la diosa del amor. Cuando los nórdicos adaptaron el calendario, nombraron el día de Venus en honor a Frigg o Freya, diosas nórdicas relacionadas con el amor y el sexo. Estas fuertes figuras femeninas alguna vez amenazaron al cristianismo dominado por los hombres, por lo que la Iglesia vilipendió el día que lleva su nombre creando lo que conocemos a día de hoy como triskaidecafobia, miedo irracional a las cosas asociadas al número trece o Paraskevidekatriafobia que significa  paraskevi (viernes), dekatria (trece) y fobia.

La Diosa Frigg a menudo se unía a un aquelarre de brujas, generalmente un grupo de doce, lo que elevaba  a un total a 13, por eso fue desterrada y acusada de bruja, por este motivo pudo haberse originado por la iglesia cristiana que este día era impuro. Incluso se cuenta que este día, en viernes trece, es cuando las brujas viajaron al monte Blocksberg en grupos de trece durante Walpurgisnacht para reunirse con el diablo en el Sabbat Infernal. Por lo tanto el viernes 13 es el día de la celebración de las brujas por excelencia y de las entidades o deidades del amor, la lujuria, la sensualidad, lo erótico, el disfrute, la adivinación, la batalla. No es un día maldito, es el día donde todas las brujas sacan su escoba y se unen a ese sabbat infernal para conmemorar la noche de Walpurgisnacht. Además el arcano trece del tarot que corresponde a la muerte nos habla de transformación y cambios, de cierres de ciclos, de cosas que se han ido retrasando pero que necesitan un final para poder avanzar, trece es el número asociado a los ciclos lunares, a la feminidad, día de las primeras Diosas Madre de la Creación, no es un número diabólico, saca tus dotes de bruja y celebra con nosotros el viernes 13.

¿Qué hacer el viernes 13?

– Día para honrar los ciclos de creación, muerte y renacimiento.

– Concretar tu vínculo con la Diosa Madre o Diosas Venusianas.

– Manifestar trabajar en tu creatividad.

– Celebrar la belleza, la sabiduría y el alimento del alma.

– Tomar tiempo para dedicar a mancias adivinatorias.

– Cierre de ciclos, surgimiento de algo nuevo y desvanecimiento de algo viejo.

– Trabajar tus miedos interiores y supersticiones. 

– Hacer una dedicación en tu altar personal.

– Baño, destierro y limpiezas energéticas.

– Rituales para la abundancia y la prosperidad.

– Rituales para convertir lo negativo en positivo.

– Ritual en honor a la noche de Walpurgisnacht 

– Creación de tus propios amuletos protectores.

Además este viernes 13 coincide con la Luna Oscura, la luna de las Diosas de la noche y del Inframundo, al estar regida por el signo de Libra nos habla de todas esas Diosas Oscuras Lunares bellas, indómitas, protectoras y sexuales.

Esperamos que tengas un feliz Viernes 13 y un feliz sabbat de las brujas!!!

Deja una respuesta